I Have a Official certificate Lego Serious Play

Posted on octubre 17, 2017

En cuestión de minutos estás tan concentrando con tu pieza que el mundo desaparece. Solamente ves piezas de distintas formas que encajan fácilmente unas con otras y estas deseando unir para que formen esa idea que tienes en la cabeza. Ese pensamiento instantáneo que solamente quieres ver materializado mediante piezas de Lego. El tiempo no pasa porque de repente estás inmerso en un momento que quizás te lleva a un tiempo lejano, en el que ser cuestionado por lo que hacías eso no era posible. Esa edad temprana de cuando eras un niño y donde todo vale. Cualquier expresión, cualquier palabra, o cualquier improvisación no era cuestionada por nadie salvo por la edad que tenías.

Es esa la sensación que te invade al trabajar con este tipo de herramienta. Por momentos retrocedes en el tiempo, te pones a construir casi sin pesar donde te va a llevar. Pero si hay un sentido o una hoja de ruta. Porque lo que realmente estás construyendo es la respuesta a una pregunta que se te ha formulado. Una pregunta que si la analizas tiene muchas y diferentes respuestas. Es una pregunta abierta que te hace reflexionar e ir construyendo más y más respuestas. Luego esas respuestas quedan encerradas en una figura que has construido con tus propias manos y guardan esa información que luego cuando empiezas a describir resulta que todas unidas cuentan una historia. Unes y unes significados que acaban construyendo un mensaje mayor y poderoso, que lo más alucinante es que hace 15 minutos ni tan siquiera se te hubieran pasado por la cabeza y o se te hubiera ocurrido contar esa historia con tanto detalle y rica de información.

Es una sensación muy bonita ya que por primera en vez en mucho tiempo has construido algo tan simple y tan rápido que contenga tanta información junta. Es bonito por que te puede llevar a lugares inexplorados o situaciones que no contabas con ellas. Te das cuenta rápidamente que en la sala donde estás junto con otras personas de tu equipo de repente deja de existir el líder predeterminado al que todos siguen y aparece un nuevo ente que se llama la voz de todos.

Todos hablan porque todos construyen, hay una regla básica. Si no sabes que construir “construye”. No tengas una reunión contigo mismo para construir una pieza que de sentido a una pregunta. Las respuestas son piezas, las metáforas son formas. Es un lenguaje fácil, rápido y espontáneo con un grado de implicación y compromiso alto por cada una de las personas que participan en el taller. El objetivo es resolver problemas complejos

Y si, todas esas historias están codificadas en unos ladrillos de Lego.